Hallazgos

 

Tapa de sarcófago con escena de Jonás y la ballena
Tapa de sarcófago con escena de Jonás y la ballena

Los romanos utilizaron la osamenta de animales, marfil, hueso y cuerno  para realizar piezas artesanales. En Carranque han aparecido objetos de decoración en marfil y hueso, con temática mitológica o cristiana.
Detalle decorativo en hueso
Detalle decorativo en hueso

De los numerosos mármoles encontrados en Carranque, destacan un pie de mesa en pórfido rojo, en forma de garra de felino que se apoya sobre una base circular en una plataforma cuadrada. En mármol blanco se halló en el actual Palatium un capitel corintio con adornos de hojas de acanto. Las numerosa placas de mármol encontradas parecen haber formado parte del revestimiento parietal del Palatium.

Pata de mesa con garra de felino en pórfido rojo
Pata de mesa con garra de felino en pórfido rojo

En bronce destacan una figurilla, posible aplique de mueble, que representa una mujer con un complicado peinado y vistiendo una túnica, cuyo interior está hueco, y un pasarriendas con decoración de cabezas de animal.

Capitel con hojas de acanto
Capitel con hojas de acanto

Entre las monedas las hay de plata y bronce con bustos de emperadores del Bajo Imperio, como Gordiano, Galieno y Constancio.

De terra sigillata hispánica han aparecido restos de vajillas con barnices en distintos tonos.

Sarcófagos de granito
Sarcófagos de granito

Uno de los últimos hallazgos fue una tapa de sarcófago romano que se reutilizó para cubrir una tumba de la necrópolis visigoda que se instaló en el Palatium en el siglo VII d.C. En su frente se representan tres escenas de la vida del profeta Jonás. Realizada en mármol de Estremoz , pudo haberse elaborado en un taller de Hispania hacia el siglo IV d.C.
Detalle de la tapade Jonás y la ballena
Detalle de la tapade Jonás y la ballena