Pars Rustica

Zona productiva de la villa

Mosaico de trabajo en la viña, Cherchell, Argelia
Mosaico de trabajo en la viña, Cherchell, Argelia

La pars rustica es la zona donde se ubicaba la cocina con techo alto para evitar el peligro de incendio. Allí, también se encontraban las letrinas,  los cuartos de los esclavos y del vilicus, capataz de la finca, para que pudiera controlar la entrada al fundus.  Aunque con el tiempo estas habitaciones, al ampliarse la domus, pasarían a la pars urbana.

En esta parte se guardaban las herramientas y los enseres  agrícolas y se construían los corrales, cuadras  y establos de los animales.

Detalle de mosaico, Museo de Estambul, Turquía
Detalle de mosaico, Museo de Estambul, Turquía
Mosaico de la Iglesia de Priest John, Mount Nebo, Jordania
Mosaico de la Iglesia de Priest John, Mount Nebo, Jordania

En la parte superior  de la cocina había estancias para secar la leña y envejecer el vino (fumarium).

En la pars fructuaria se elaboran, conservan y almacenan los productos del campo. Columela menciona prensas y bodegas con recipientes (dolia) para el vino y el aceite,  pajares, graneros o silos de cereales, estercoleros  y molinos para el trigo y hornos para hacer el pan, lo suficientemente separados de la casa para evitar los incendios.

Molino de harina, Museo de Boscoreale, Italia
Molino de harina, Museo de Boscoreale, Italia

Algunas villas tenían sus propios estanques para criar peces (piscinae) y aviarios donde se guardaban las aves comunes o exóticas para su consumo o como ornamento de jardines.

Cerca de la casa se ubicaban los jardines, huertos y frutales para aprovechar las aguas residuales y más apartados los campos de cultivo, viñas, olivares, prados y bosques para la caza.

Sarcófago con escena de ordeño, Museo Nacional Romano, Italia
Sarcófago con escena de ordeño, Museo Nacional Romano