Conquista romana

Últimos carpetanos, Ilustración de Arturo Asensio
Últimos carpetanos, Ilustración de Arturo Asensio

La Carpetania, con gran influencia céltica e ibera,  se extendía por una amplia zona de la actual Meseta Sur.

Sus poblamientos se establecían principalmente en lugares elevados y fácilmente defendibles que dominaban valles y territorios de importancia estratégica.

Tierras de la Carpetania
Tierras de la Carpetania, ilustración de Arturo Asensio

En el siglo III a.C. los romanos decidieron conquistar la península Ibérica para cortar el suministro al ejército cartaginés que se enfrentaba a ellos en Italia. Tras su victoria, Roma empezó su expansión por Hispania.

Carpetania fue una región de paso de las vías romanas que atravesaban la Meseta para comunicar toda la Península Ibérica. Los carpetanos, pueblos con lazos culturales comunes, no tenían cohesión política, y, sus ciudades, sin posibilidad de hacer frente al invasor romano, se convirtieron muy pronto en sus aliadas, o permitieron el paso y el asentamiento romano en la región.

La romanización fue favorecida por las élites locales, que buscaban las ventajas de la vida romana, y que reclamarían un nuevo status jurídico para sus ciudades, hasta que se convirtieron en municipios romanos. Una amplia red de comunicaciones terrestres y marítimas, la introducción del derecho romano y el latín y la asimilación de la cultura y religión romanas contribuyeron a la integración de los hispanos en el Imperio.

Dominio romano hasta el 29 a.C.
Dominio romano hasta el 29 a.C.

Durante la conquista romana la Carpetania quedó incluida en la Hispania Citerior y bajo el reinado de Augusto perteneció a la provincia Tarraconensis, con Toletum y Complutum como ciudades importantes. Con la nueva división del Bajo Imperio, el territorio carpetano se adjudicó a la provincia Cartaginensis.

mapa conquista 2mapa conquista 3

La economía hispana se desarrolló rápidamente, pero con la crisis del Imperio en el siglo III, la actividad agrícola se desplazó a las villas rústicas en las que el propietario residía y dirigía su negocio en el campo.

Tras la caída del imperio en el siglo V, las villas siguieron funcionando como centros de producción agrícola.

Pátera de Titulcia
Pátera de Titulcia

Cerámica carpetana
Cerámica carpetana