Pietas et Divinitas

Culto religioso en la domus

Lar familiaris con pátera
Lar familiaris con pátera

El pueblo romano era muy religioso y supersticioso. Las familias poseían en sus casas un altar (lararium), en el que hacían ofrendas a los dioses del hogar, los lares, para buscar su protección. Los hombres tenían un genio titular y las mujeres a la diosa Juno. Los dioses que evitaban que faltase el alimento en los hogares eran los penates, y los Manes, espíritus de los muertos, debían ser honrados por los miembros de la familia para que no atormentasen a los vivos. El pater familias ejercía de oficiante de los rituales que se llevaban a cabo en las casas.

Pintura de Zeus, Pompeya
Pintura de Zeus, Pompeya

Los dioses oficiales de la religión romana, que tenían su origen en Grecia, controlaban las actividades cotidianas de los humanos y éstos debían evitar enojarlos. Júpiter era el protector del Imperio y reinaba sobre los demás dioses y los hombres. Con el tiempo, otros dioses, adorados en distintas partes del Imperio,  fueron introducidos  en el mundo religioso romano y su culto se propagó por todas partes, como la diosa egipcia Isis, madre y protectora del mundo, o Mitra, divinidad persa, que representaba la Luz y el Bien que lucha contra el Mal.

En el siglo IV d.C., el Cristianismo fue aceptado por el estado romano y posteriormente se declaró religión oficial, aboliéndose los cultos paganos existentes hasta el momento.

Relieve con ceremonia matrimonial, Museo Nacional Romano
Relieve con ceremonia matrimonial, Museo Nacional Romano

En el ámbito doméstico se celebraban ceremonias privadas como bodas y funerales, aunque, en ambas, se salía en procesión bien acompañando a los novios, bien al difunto. También tenían lugar en las casas las fiestas religiosas y estatales en las que se pedían favores a los dioses y protección para las cosechas y el ganado. Las fiestas de las Saturnales celebraban con regalos, comidas y días de asueto, la llegada del invierno y el fin de las siembras.

Lápida con relieve funerario, Museo Nacional Romano
Lápida con relieve funerario, Museo Nacional Romano