Vocatio ad Cenam

Invitación a cenar y menú romano

 

Cenarás bien, querido Fabulo, en mi casa

Dentro de unos días, Dios mediante,

Si traes contigo buena y magnífica

Cena, sin olvidar a una linda muchacha,

Vino, sal y todo el humor que puedas.

Pintura con peces y calamar, Pompeya
Pintura con peces y calamar, Pompeya

“Mi criado me ha traído unas malvas laxantes y los variados frutos que da mi huerto para añadir a la lechuga machacada y al puerro cortado en rodajas, sin olvidar la suave menta y el jaramago que dispone para el amor. Unos huevos cortados en pedacitos coronarán las anchoas sobre un lecho de ruda y habrá tetillas de cerda aderezadas con salmuera de atún. Esto en cuanto a los entremeses. Después, mi modesta cena solo ofrecerá un plato único: un cabrito hurtado a los colmillos de un feroz lobo, chuletas a la plancha, habas y tiernas coles verdes. A esto añadiré un pollo así como un jamón que ha sobrevivido a tres cenas más. Cuando ya no tengáis hambre, os serviré frutas maduras y un frasco de Nomentum, una vez retirados los posos, que ha cumplido dos veces tres años bajo el consulado de Frontino.”

Mosaico, Museo del Bardo, Túnez
Mosaico, Museo del Bardo, Túnez