Saturnalia

Fiesta de las Saturnales

bacchanale-1871

Las Saturnales eran las fiestas en honor al Dios Saturno, que había enseñado a los hombres a trabajar la tierra. Se celebraban a partir del 17 de Diciembre, coincidiendo, probablemente, con la terminación de las labores del campo en invierno, lo que dejaba a los campesinos y sus esclavos tiempo para el descanso y el ocio.

Era una fiesta caracterizada por el caos y el desenfreno. Los esclavos y los señores intercambiaban sus tareas, y los primeros tenían más libertades y privilegios; se podía gastar más en comidas y las apuestas en los juegos de azar, como los dados, prohibidas durante el resto del año, se permitían durante estos días.

Durante las Saturnales, la gente participaba en banquetes y ruidosas celebraciones y se hacían regalos, como velas de cera y figuritas de barro (sigillaria). Con posterioridad, debido a la influencia de los griegos, se acostumbró a regalar un pequeño obsequio o dinero a los amigos o personas a las que se debía un favor.

Estas fiestas estaban tan arraigadas en la sociedad romana, que, cuando, el Cristianismo se convirtió en la religión oficial del Imperio, tuvo que asimilarlas a la celebración de la Navidad.