Mosaico de Aquiles

Mosaico de la devolución de Briseida a Aquiles
Mosaico de la devolución de Briseida a Aquiles

Las escenas homéricas que describen episodios de la guerra de Troya y de los viajes de Ulises son reproducidos en mosaicos y pinturas durante todo el Imperio Romano.

Oecus de la villa con el mosaico de Aquiles y Briseida
Oecus de la villa con el mosaico de Aquiles y Briseida

En Carranque, encontramos en el oecus, salón de representación, un mosaico que muestra la escena en la que Ulises (cuya figura está muy deteriorada) entrega a Aquiles la princesa troyana Briseida, que le había sido arrebatado por Agamenón, jefe de los griegos, motivo por el cual Aquiles se había negado a luchar. Con esta devolución,  Aquiles regresa a la batalla, lo que será fundamental para el desenlace de la guerra.

Pintura con la entrega de Briseida, Casa del Poeta Trágico, Pompeya
Pintura con la entrega de Briseida, Casa del Poeta Trágico, Pompeya

Aquiles es un héroe que se vuelve inmortal cuando su madre Tetis lo sumerge en una laguna sujetándolo por el talón, lo que provoca que esta parte de su cuerpo sea su punto débil, lo que acabará llevándole a la muerte.

Aquiles es enviado a la corte de Skyros por su madre para que no vaya a la guerra, pero mientras está escondido entre las mujeres, es descubierto, cuando atraído por las armas coge una espada, lo que hace que finalmente se presente a luchar. Este tema es tratado en varios mosaicos de villas, como en La Olmeda, Palencia, donde es el motivo principal del oecus.
Pintura de Vulcano enseñando las armas de Aquiles a Tetis
Pintura de Vulcano enseñando las armas de Aquiles a Tetis

En Carranque, junto a Aquiles, que está sentado, aparece su escudo, famoso por haber sido forjado por Hefesto, a petición de Tetis, junto a una coraza, casco y grebas. Este escudo es ampliamente descrito por Homero en la Ilíada.

66

68

Detalle de las figuras de Aquiles y Briseida del mosaico del oecus de la Villa de Carranque